Lo que debes saber de la SUNAT si eres empresario

Para entender a la SUNAT

Para entender a la sunat necesitamos revisar un poco de historia y pequeños datos que nos ayuden entrar en contexto.

Todos los países necesitan recaudar impuestos para poder utilizar dicho dinero en obras públicas como carreteras, hospitales, comisarias, etc.

También deben pagar la planilla y funcionarios contratados con los impuestos que se recauden.

El problema ha sido que el Estado Peruano en las décadas pasadas era bastante grande. El Estado administraba muchas empresas públicas de manera deficiente, incluso administraba sala de cines que arrojaban pérdidas.

Hay que sumarle que el Perú tenía una gran deuda externa y al tener déficit fiscal seguía y seguía aumentando su deuda.

Por otra parte, las empresas y personas que tributaban y pagaban impuestos era muy poca. Incluso en el 2018 el Perú sigue siendo un país con bastante informalidad.

Es en ese contexto es que nace la SUNAT con el nombre que hoy se le conoce con el objetivo de aumentar la recaudación de impuestos.

El Estado Peruano como toda empresa necesita pagar sus obligaciones y por lo tanto se fijaron metas de recaudación.

Con el tiempo al parecer estas metas de recaudación se tornó cada vez más agresivo. Tanto así que la SUNAT se ganó a pulso la mala fama entre los contribuyentes y público en general.

Por otra parte, muchas empresas no tomaron la importancia de llevar bien las cuentas y tener buenos asesores tributarios. Lo cual hizo muy sencillo para la SUNAT recaudar dinero por medio de multas y tributos omitidos.

Lo cierto es que es muy importante que las empresas sean exitosas para que movilicen la economía. Paguen los impuestos con los cuales el Estado Peruano pueda invertir en obras públicas, pagar las obligaciones nacionales y la deuda externa.

Reformas Tributarias 2017

Debido a la desaceleración de la economía es que en el 2017 se realizaron algunas reformas tributarias para convertir a la SUNAT más simple y menos “agresiva”  coloquialmente hablando.

Sin embargo, esto no quiere decir que la SUNAT esté dando el camino libre para que las empresas hagan lo que quieran. Puesto que la SUNAT en cualquier fiscalización se basará en el código tributario y aplicará las multas que correspondan.

Además, debido a que actualmente gran parte de la información es electrónica la SUNAT tiene la información con las cuales puede hacer cruce de información y fiscalizar con mucha más certeza que antes.

Este 2018 el poder ejecutivo le ha encargado la consigna al nuevo nuevo jefe de sunat para que trabaje en subir la recaudación.

El propio jefe de la Sunat informa a todos los contribuyentes que la Sunat será mucho más rudo y preciso.

Es por ello que el empresario que quiera ser exitoso necesita tener una buena gestión en su contabilidad.

De manera para evitar multas y a la vez aprovechar varios beneficios tributarios y leyes que permiten pagar menos impuestos de forma legal.

Asesórese bien y no descuide su contabilidad.

Deja una respuesta